Formación AFSE (2ª edición)

FORMACIÓN

La propuesta de la formación parte de la idea de la intervención terapéutica mediante el análisis y la facilitación somato-energética y psíquica, cuidando la no re-traumatización e impidiendo gran parte del estrés que ciertos trabajos corporales entrañan. Proporciona a los terapeutas y a las personas atendidas instrumentos que permiten restablecer el equilibrio mente-cuerpo y el enraizamiento en su cuerpo, pasado y presente, en sus sentimientos y en sus emociones, en las relaciones con los demás y con la sociedad.

QUE APORTA DE NUEVO ESTA FORMACIÓN

El conocimiento de uno mismo, al sensibilizar el organismo, conocerlo y saber de que, de quien y porqué nos está hablando. De está forma, se facilita el trabajo terapéutico con la persona que nos pide ayuda en lo personal, relacional o profesional.

Con esta orientación, el cuerpo no estará nunca tratado como un medio cognitivo-funcional de fortalecer o aflojar, ni como en una catarsis emocional, ni como en un paso al acto. Esta orientación se basa en análisis y en el acompañamiento, facilitando y ayudando desde ahí a la transformación de la persona a lo largo de su proceso de crecimiento personal, teniendo siempre muy en cuenta el aspecto energético e inconsciente.

Imagen3

 

La formación es totalmente interactiva y vivencial. Parte de la idea de la intervención terapéutica mediante el análisis y la facilitación psíquica, somato-energética y emocional, cuidando la no re-traumatización e impidiendo gran parte del estrés que ciertos trabajos corporales entrañan. Proporciona a los psicoterapeutas-facilitadores y a las personas atendidas instrumentos que permiten restablecer el equilibrio mente-cuerpo y el enraizamiento en su cuerpo, pasado y presente, en sus sentimientos y en sus emociones, en las relaciones con los demás y con la sociedad.

Programa AFSE 2ª edición