Aplicaciones del TRAL

El TRAL se puede aplicar básicamente en dos campos: clínico y preventivo

1. CLÍNICO

En el campo clínico, el TRAL se utiliza como terapia única o complementaria, en varias disciplinas fisioterápicas (traumatología, reumatología, recuperación de columna lumbar, dorsal y cervical, neurología, geriatría, sofrología etc.).

Algunos ejemplos de aplicación del TRAL a estas disciplinas son las siguientes:

En traumatología: especialmente en la recuperación de lesiones articulares (cápsula y ligamentos) y lesiones musculares y tendinosas. Fracturas, esguinces, rupturas musculo-tendinosas, y/o recuperación de inestabilidades articulares en las EEII, actuales o históricas.

En cuanto al drenaje linfático: a diferencia de lo que ocurre en el sistema circulatorio sanguíneo, el sistema linfático es pasivo, lo cual significa que las paredes de sus vasos no son capaces de contraerse, ni existe una presión, como la generada por el corazón, que empuje el líquido dentro de ellos. El sistema linfático depende de fuerzas externas para hacer avanzar los fluidos dentro de sus vasos, fuerzas tales como la contracción muscular. Cuando un músculo se contrae aumenta su volumen, lo cual comprime los vasos linfáticos adyacentes exprimiendo sus contenidos, y creando una corriente que se dirige hacia la desembocadura del vaso linfático en el torrente sanguíneo. La actividad muscular promueve la circulación linfática y acelera el proceso de curación.

En reumatología: en la recuperación de la osteoartrosis degenerativa en la tercera edad, incluyendo la inestabilidad articular. También en los inicios del proceso osteo-articular degenerativo en gente joven. Tanto en unos como en otros, sirven de profilaxis para que el paciente soporte mejor la actividad de su vida cotidiana.

En tratamientos de raquis: individualmente sobre todo en la columna lumbar con planos inestables. Y grupalmente durante trabajos en posición ortostática. También en trastornos del equilibrio, sobre todo en los debidos a problemas cervicales.

En neurología y geriatría: la salud de las motoneuronas dependen de los efectos recurrentes que parten de los músculos y de las articulaciones para remontarse hacia la médula. Por tanto a mas afectos, neurona más sana. Un trabajo dirigido a las personas de la tercera edad en este sentido, mejora al individuo en el aspecto neurológico y además en el aspecto tónico-musculo-articular. Más y mejores movimientos más y mayor vitalidad.

En sofrología: sirve de soporte al trabajo sofrológico durante su realización.

 2. PREVENTIVO

En el campo preventivo, puede aplicarse en los siguientes sectores:

Como higiene: durante la reeducación funcional, el uso correcto del ejercicio no solo acelera el proceso de curación, sino que su ausencia, en las primeras etapas de recuperación, puede ser la causa de importantes limitaciones permanentes.

En personas sanas: el método se utiliza como entrenamiento para aquellos que necesitan de equilibrio, capacidad, coordinación, fuerza y precisión en sus EEII, estamos refiriéndonos a personas con una vida deportiva o que buscan mantener una buena forma física.

En el campo pedagógico: los alumnos entrenados han demostrado desarrollar un mayor equilibrio y puesto que este método no disocia el equilibrio físico del psíquico, consiguen una mayor seguridad en sí mismos, fuerza y coordinación.

En gerontología: puede aplicarse como refuerzo y profilaxis en las personas de la tercera edad. Las cuales sufren en mayor o menor grado un cierto desgaste osteo-cartilaginoso.

El TRAL considera al paciente como persona libre, por tanto merece toda la atención y todo el respeto por parte del fisioterapeuta, a su vez el fisioterapeuta debe reconocer que el paciente tiene capacidad suficiente para levantarse dignamente sobre sus pies, pues él es en gran medida el responsable de su recuperación.

 NOTAS:

Debido a que el TRAL se ha instaurado y se aplica asiduamente en muchos Centros de Atención Primaria de Catalunya (C.A.P.), fue incluido en las pruebas del concurso oposición realizado por el ICS.

El  TRAL aparece en el temario del Diari Oficial de la Generalitad de Catalunya. DOGC  nº 3078 del martes 15 de Febrero de 2000, en la resolución del 7 de Febrero de 2000 (pág. 1508 – 1515).